Falsos mitos en los préstamos entre particulares y fiscalidad

Últimamente he visto por internet, muchos falsos mitos y errores sobre los préstamos entre particulares (cuando me  presta un familiar o amigo) y su fiscalidad. Así que, voy a dedicar este artículo, a desmontar algunos de ellos:

Falsos mitos en los préstamos entre particulares y su fiscalidad

  1. No es obligatorio presentar la Documentación: Gran error. Los préstamos entre particulares están sujetos al ITP, de forma que, aunque esté exento, siempre tienes que presentar la documentación. Puedes ver en nuestro artículo “Cómo rellenar el Modelo 600 de préstamo“, cómo liquidar el ITP.
  1. No conozco a nadie, a quien Hacienda haya reclamado esto: Esto es un gran error. En los últimos años, hemos visto como Hacienda ha reclamado el ITP a los inquilinos de las viviendas en varias Comunidades, cuando nunca antes lo había hecho. ¿Qué quiere decir? Que cuando necesiten más dinero, comenzarán a reclamar (Hacienda lo sabe todo) y quien no pueda demostrar que es un préstamo, en lugar de una donación, tendrá un problema. Además, parece que Hacienda ya comienza a investigar las donaciones encubiertas.
  1. Los préstamos entre particulares sólo están exentos, cuando el préstamo no tiene intereses: No, está exento SIEMPRE (es gratis siempre). Si el préstamo tiene intereses, el prestamista los tendrá que declarar en el IRPF, eso es todo.
  1. “Voy a hacer un préstamo a un familiar… ¿Cómo puedo hacer para que no me pille Hacienda? ¿Con transferencias pequeñas?”: Últimamente he conocido a mucha gente, con este tipo de comentarios. Se trata de un trámite exento (no cuesta nada) y que puede evitar muchos problemas. Mejor hacerlo bien, ya que los bancos están obligados a informar a Hacienda cuando las transacciones superan un determinado importe.
  2. Hay que poner de intereses, como mínimo, el tipo de interés legal del dinero: Lo que ocurre es que Hacienda siempre considera que hay intereses, salvo que se pruebe que no los hay. Solución: Poner en el contrato de préstamo claramente, que el préstamo no devenga intereses, ya está. Ojo, estoy hablando de la fiscalidad en los prestamos entre particulares, cuando interviene una o más empresas, la cosa cambia. Si quieres, puedes descargar en el siguiente enlace un Contrato de prestamo entre familiares sin intereses, para rellenar con vuestros datos.
  3. Me presta el dinero alguien que reside en el extranjero, no tengo que hacer nada: Quien que recibe el dinero, es el obligado tributario, así que también debes presentar la documentación para su registro… Además, cuando las transferencias provienen del extranjero, los bancos y Hacienda en general, le prestan más atención…

¿Te ha gustado este artículo? ¿Crees que puede ayudar a algún amigo o familiar? ¡Comparte! Si tienes cualquier consulta, déjala en los comentarios y te ayudaremos a la mayor brevedad.

 

Resumen
Fecha
Título
Falsos mitos en los préstamos entre particulares y fiscalidad
Valoración media
41star1star1star1stargray
MaríaFalsos mitos en los préstamos entre particulares y fiscalidad