Prestamo entre particulares

Evitar problemas con Hacienda en un prestamo entre particulares es muy sencillo. En este artículo te contamos todo lo que debes saber, para hacer un préstamo entre particulares totalmente legal y sin problemas con Hacienda.

Prestamo entre particulares ¿Con o sin contrato?

Los préstamos entre particulares están sujetos al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Es por ello, que es obligatorio hacer un contrato de préstamo. Esto evitará que Hacienda lo considere una donación encubierta y os haga pagar los impuestos correspondientes.

Debes tener en cuenta, que los Bancos están obligados a informar de cualquier movimiento de dinero superior a 3.000 €. Por tanto, les resultará muy sencillo saber si te han transferido ese dinero y seguir su rastro.

En ocasiones hemos escuchado la posibilidad de hacer el préstamo en efectivo (e ingresarlo en una cuenta corriente), en lugar de hacerlo por transferencia, pero esto tampoco es buena idea: ten en cuenta que el Banco reportará esta información y Hacienda podría considerarlo un incremento patrimonial no justificado. En este caso, te podrán cobrar hasta un 34% del dinero ingresado.

En el siguiente enlace, puedes descargar un contrato de préstamo entre particulares

Una vez hecho el contrato, ¿Qué más debo hacer? 

Como te comentamos al inicio, los préstamos están sujetos al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, pero exentos. Esto quiere decir que deberás liquidar el Impuesto a través del modelo 600, pero al estar exento, no tendrás que pagar nada por hacerlo. En nuestro artículo “Cómo rellenar el modelo 600 de préstamo sin intereses” te explicamos paso a paso cómo hacerlo.

Una vez realizado, deberás presentar en la Oficina Liquidadora que te corresponda el contrato de préstamo (original y fotocopia), el modelo 600 y los DNI de los intervinientes, para que quede perfectamente acreditado. En algunas Comunidades Autónomas, si dispones de certificado digital, también lo podrás presentar online.

Y después de hecho todo el trámite, ¿Debo saber algo más?

Si. Lo ideal es que devuelvas el préstamo por transferencia, para poder acreditar que se trata realmente de un préstamo (y no de una donación encubierta).

Siguiendo estos sencillos pasos, podrás hacer o recibir un préstamo y estar tranquilo con Hacienda.

¿Te ha gustado este artículo? ¿Crees que puede ayudar a algún amigo o familiar? ¡Comparte! Si tienes dudas, déjalas en los comentarios y te ayudaremos 🙂

 

MaríaPrestamo entre particulares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *