Préstamos para pagar deudas | Pros y contras

Los préstamos para pagar deudas son una de las alternativas más recurrentes para quienes buscan pagar menos intereses por su financiación o, simplemente, para quienes buscan simplificar su gestión. Esas son dos de las ventajas que tiene este tipo de solución; sin embargo, también cuenta con algunos inconvenientes de los que te hablaremos a continuación. De cualquier manera, te recordamos que siempre es recomendable emplear nuestro comparador de préstamos para dar con la mejor opción para ti.

¿En qué consisten los préstamos para pagar deudas?

Los préstamos para pagar deudas son también conocidos como préstamos para reunificar deudas. Se trata de una operación financiera por la que se pueden unificar los diferentes préstamos y/o deudas en un solo préstamo. Es decir, se pide capital para solventar todas las deudas o préstamos anteriores y, con ello, se tiene un único préstamo.

Esto hace que tengamos un solo préstamo en lugar de varios y que, al mismo tiempo, paguemos una sola cuota en lugar de varias aplicadas a distintos préstamos. Naturalmente, para que esta opción compense se debe calcular si la cuota de un solo préstamo es efectivamente inferior a la suma del resto de cuotas.

Beneficios de los préstamos para pagar deudas

En primer lugar hablaremos de los beneficios de los préstamos para pagar deudas. Para maximizar dichos beneficios siempre es conveniente emplear un comparador de préstamos que nos permita encontrar la mejor opción.

1.- Es posible renegociar los términos de la deuda

Con los préstamos para pagar deudas podemos renegociar los términos generales de nuestro préstamo. Estos términos afectan a sus plazos, sus cuotas o sus tipos de interés. Este punto es especialmente importante, ya que los préstamos para pagar deudas en muchas ocasiones pueden ser algún tipo de oferta de préstamo que recibamos y por la que podamos tener un TAE inferior al del resto de préstamos que ya tenemos. En el servicio del Banco de España hay medios para calcular el TAE de un préstamo.

2.- Pagamos una única cuota y un único tipo de interés

Con los préstamos para pagar deudas pagamos una única cuota y, al mismo tiempo, un único tipo de interés. De un lado, dicha cuota será más beneficiosa si el nuevo préstamo mejora las condiciones de los anteriores. Del otro, supone una simplificación de toda la gestión de nuestras deudas gracias precisamente a que solo tenemos que encargarnos de una. Esto, además de simplificar mucho las cosas nos ahorra muchos quebraderos de cabeza.

3.- Un conocimiento más nítido de nuestra propia situación

Al pedir un préstamo para unificar deudas podemos conocer de forma más sencilla y accesible nuestra situación financiera. Por no tener varios préstamos al mismo tiempo, podemos saber mejor cuánto debemos y a cuánto asciende nuestra deuda.

4.- Negociamos y tratamos con una única entidad

Sin lugar a dudas, otro de los beneficios de los préstamos para unificar deudas es que solo tenemos que gestionar nuestra deuda con una sola entidad. Esto nos dará mucha tranquilidad y nos evitará tener que estar atendiendo sus llamadas y gestionando cada uno de los periodos, cuotas y posibles inconvenientes con ellos.

Desventajas de los préstamos para pagar deudas

En último término, también debemos hablar de las desventajas que pueden tener los préstamos para pagar deudas. Hay que decir para entender parte de esos inconvenientes que este tipo de préstamos en muchas ocasiones piden como condición disponer de algún aval o garantía. Esta suele tratarse de una vivienda o bien un tercero. Por lo mismo, algunos de esos inconvenientes están relacionados con ese hándicap.

1.- Podríamos perder la vivienda puesta de aval

En el caso de tomar un préstamo para pagar deudas con una vivienda como garantía, podríamos perderla en caso de no poder hacer frente al préstamo.

2.- Gastos y comisiones de apertura

Es posible que haya que pagar algunos gastos y comisiones asociados a la apertura del nuevo préstamo. Es importante tenerlas en cuenta, ya que, de lo contrario, es posible que terminemos pagando más por el nuevo préstamo que por la suma de los anteriores.

3.- Comisiones por cancelación anticipada

El nuevo préstamo que contraigamos puede tener también algunas comisiones por cancelación anticipada. Estas se aplican cuando se liquida el préstamo antes de la fecha pactada para su finalización.

Tal y como has visto, los préstamos para pagar deudas pueden ser muy beneficiosos siempre que calculemos las condiciones asociadas a ellos. Por lo mismo, te recomendamos que uses nuestro comparador de préstamos para encontrar la opción que mejor se ajuste a tus intereses. En Lendyu podemos ofrecerte otros consejos de financiación para ahorrar más en tus opciones de financiación.

 

LourdesPréstamos para pagar deudas | Pros y contras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *